en Google en podologiaalicante.com

VITILIGO
miércoles, diciembre 31, 2008, 02:48 AM

Es un trastorno provocado por la pérdida de melanocitos, es decir, las células que producen la melanina, que es el pigmento que determina el color de la piel, cabello y ojos. Este padecimiento suele ser progresivo.

El vitíligo afecta aproximadamente al 1% de la población mundial, de cualquier edad, sexo y grupo étnico.

Causas:
Se desconocen las causas de la pérdida de melanocitos, aunque existen diversas teorías que lo atribuyen a:

Una alteración en el funcionamiento de las células nerviosas produce una sustancia tóxica que daña los melanocitos.
Una alteración en el sistema autoinmune por la cual el pigmento es percibido como una sustancia extraña y por lo tanto destruido.
Algún traumatismo físico poco común, especialmente un traumatismo en la cabeza, que daña los melanocitos.

Síntomas:

El vitíligo se caracteriza por la presencia de manchas blancas y lisas en la piel, que varían en tamaño y localización. Puede afectar las membranas mucosas, ojos, oídos y ocasionalmente los folículos pilosos, provocando que el cabello se torne blanco. Psicológicamente el vitíligo puede ser devastador para una persona debido a la apariencia física que produce la falta de pigmentación.

La extensión y severidad de la falta de pigmento varía de una persona a otra.

Tratamiento:
Hasta el momento no existe una cura definitiva para el vitíligo, aunque existen diferentes tratamientos cuyo objetivo principal es recuperar el color de la piel, al restablecer los melanocitos a la piel. La repigmentación por medio de los melanocitos permite a la piel recuperar sus funciones normales, mejorando la apariencia de las personas que sufren vitíligo.

Existen diversas terapias de repigmentación:
Corticoesteroides tópicos: algunas cremas a base de compuestos corticoesteroides pueden ser efectivas para restablecer el pigmento en zonas pequeñas afectadas por el vitíligo. Consulte con el dermatólogo En ocasiones pueden llegar a provocar adelgazamiento o estrías en la piel.
PUVA: Es una terapia a base de medicamentos llamados psoralenos, que provocan que la piel se vuelva extremadamente sensible a la luz. Posteriormente la piel es... expuesta a un tipo muy especial de luz ultravioleta. Entre el 50 y el 70% de los casos de vitíligo tratados por este método recuperan el color en la cara, tronco, parte superior de brazos y piernas, sin embargo en la piel de las manos y los pies difícilmente da resultados. Esta terapia es prolongada, ya que se requieren dos tratamientos semanales durante un año. Además produce algunos efectos secundarios indeseables, entre ellos: reacciones en la piel semejantes a una quemadura solar y mayor riesgo de padecer cáncer de piel. Los ojos se vuelven más sensibles a la luz por lo que deben protegerse con lentes especiales para prevenir el riesgo de padecer cataratas.
Injertos: es un procedimiento quirúrgico en el que el médico corta secciones de piel normal del paciente para implantarlas en las zonas despigmentadas. Esta terapia es poco utilizada ya que pueden producirse infecciones, y los resultados no son muy satisfactorios, incluso la apariencia del área tratada puede empeorar por el proceso de cicatrización.

Despigmentación:

Otra posibilidad es la terapia de despigmentación que consiste en eliminar el pigmento de la piel normal, lo cual produce un color blanco uniforme en todo el cuerpo. Esto se logra por medio de un compuesto químico llamado hidroquinona. Este tratamiento es la mejor opción cuando una persona presenta vitiligo en más del 50% de su cuerpo. El tratamiento dura alrededor de 1 año y es permanente.

La despigmentación puede provocar algunos efectos secundarios como: enrojecimiento, inflamación, resequedad y comezón en la piel, además de que la persona se vuelve extremadamente sensible a la luz.

Tratamiento cosmético:

Algunas personas no recurren a ninguno de los tratamientos mencionados y se limitan a utilizar maquillajes o lociones de auto-bronceado para evitar que se note la diferencia de color en la piel de las zonas más expuestas.

Recomendaciones:

La piel despigmentada no tiene protección natural contra los rayos solares, por lo que fácilmente puede sufrir quemaduras.

Es necesario aplicar un bloqueador solar en las áreas blancas y en lo posible, evitar el sol en las horas de mayor intensidad.



Comentarios