en Google en podologiaalicante.com

Un niño sufre quemaduras en sus pies debido a unos zapatos
lunes, marzo 2, 2009, 02:23 AM
Un bebé de apenas dieciocho meses tuvo que ser atendido, hace escasos días, en el Hospital Alto Guadalquivir de Andújar por quemaduras en ambos pies. El informe médico y un pediatra confirmaron que se debió al uso de unos zapatos contaminados por la sustancia dimetil fumarato.



El caso de Javier, el pequeño que sufrió hace una semana quemaduras en sus pies, es un ejemplo más de lo que le ha ocurrido a varios españoles en estas últimas semanas. El uso de un determinado calzado, importado de China, de la marca “Pasite”, ha originado eritemas en las zonas cubiertas. Los padres del pequeño compraron, el día 3 de enero, los zapatos en una tienda de Andújar sin pensar las consecuencias que tendría y los malos ratos que le harían vivir casi dos meses después. Miguel Ángel Carrillo y Brigi Gómez fueron a una boda, motivo por el que decidieron que su pequeño estrenara el calzado.
A las diez de la noche del sábado pasado, era “casi imposible” consolar al bebé, que llevaba con los zapatos desde las seis de la tarde. Su “llanto y mal estar” hicieron que la joven pareja abandonara el lugar en el que estaban con sus dos hijos y se fueran a su casa. La sorpresa fue cuando Brigi Gómez quitó los zapatos a Javier para cambiarlo de ropa y vio “muy hinchados y rojos” sus pequeños pies. En ese mismo momento, los padres se asustaron tanto que se desplazaron hasta el Hospital Alto Guadalquivir. El informe médico aclaró que se trató de “eritemas en ambos pies en la zona ...cubierta por el calzado”. Se trata de una “dermatitis de contacto”. Tanto el centro hospitalario como el pediatra coinciden en el diagnóstico del pequeño.
El pasado lunes, Miguel Ángel y Brigi se dirigieron a la Oficina de Atención al Consumidor y a la céntrica tienda para poner una queja en la hoja de reclamaciones del establecimiento. El matrimonio asegura que las consecuencias “podrían haber sido peores” si el pequeño no hubiera tenido puestos unos gruesos calcetines aquel día que los estrenó.
Por su parte, el responsable del comercio asegura que, en el momento que el Ministerio de Salud prohibió la venta de todo el calzado que contuviera una pastilla con la sustancia “dimetil fumarato”, se retiró de la tienda todos los artículos afectados. Además, asegura que cuando los padres del niño compraron los zapatos, todavía el Gobierno no había informado de su eliminación en el mercado. Los responsables de la tienda señalan que apoyan a los clientes que sufran este tipo de accidentes. “Nosotros somos tan perjudicados como ellos”, añaden.
Por el momento, los padres de Javier siguen medicándolo, pues aún tiene quemaduras en sus pies y se muestra “muy inquieto”.

Comentarios