en Google en podologiaalicante.com

Los pies del recién nacido
miércoles, agosto 26, 2009, 10:54 AM

Lo primero que hacen todos los padres en el momento de nacer su hijo es explorarlo para ver que no tenga ningún defecto físico evidente. El pediatra hace lo propio y observa con detenimiento dos aspectos: como tiene la cadera y los pies. En los pies hay que descartar que tenga defectos posturales o congénitos que, detectados precozmente, tiene una fácil solución.

Es importante con los neonatos fijarse en la posición de sus pies, cosa que debe hacer la comadrona o el pediatra, para ver si el pie mira hacia adentro y que movilidad tiene, al igual que contar los dedos ya que muchas veces hay problemas dáctilos con ...la falta de un dedo o incluso la revés que tenga algún dedo de más.

Tratar estas deformidades posturales en ese momento, de forma precoz, es fácil y casi se limita a la aplicación de unos vendajes específicos, para corregir esa desviación, y es importante no dejar pasar el tiempo, ya que al cabo de dos meses esa deformidad puede acarrear problemas más graves y difíciles de corregir.

Una vez el pediatra hace la exploración física del recién nacido, en caso de que observe alguna deficiencia del tipo que sea, lo remitirá la especialista correspondiente para iniciar el tratamiento cuanto antes, y sobretodo hoy en día no cabe ese pasotismo o esa gracia que podía hacer que un niño caminará con los pies torcidos.

Los pies zambos es la deformidad más grave que puede ocurrir, ya que son pies que están hacia adentro, estando la planta del pié volteada hacia arriba. Los tendones están totalmente retraídos y los huesos del pié, calcáneo y astrágalo, están en una situación anómala. Hoy en día gracias a las ecografías de alta resolución, a partir de los cuatro meses de gestación, puede detectar una malformación congénita, y así la familia puede poner los elementos para tratarlo.

Es básico aplicar vendajes correctores ya que el pié de los niños es muy elástico, y ello hace que manipulando correctamente, el vendaje se estira y mejora la colocación del pié. Por ejemplo se utiliza un método llamado Ponseti, en referencia al médico que inició estos tratamientos, en que se moldea el pié y se colocan vendajes enyesados en posición correcta y con ello se corrige el pié a excepción del tendón de Aquiles, que a los cinco meses deberá alargarse ese tendón mediante una pequeña cirugía, y así tener corregida totalmente la deformidad de estos pies.



Comentarios