en Google en podologiaalicante.com

Podología ayuda a mantener la salud linfática
viernes, octubre 9, 2009, 04:12 AM


Mantener los pies bien cuidados no es sólo cuestión estética. Es fundamental para la salud del organismo, principalmente del sistema linfático.

"La principal vía de contagio de bacterias que provocan erisipelas son los pies". La enfermedad es causada por Streptococcus y se propaga por los vasos linfáticos, causando infección.

También conocida como fiebre de San Antonio, mal del monte y mal de playa, más del 80% de los casos, alcanza los miembros inferiores y tiene mayor incidencia en el verano. La puerta de entrada casi siempre es una micosis interdigital, pero cualquier herida puede desencadenar el mal, como fisuras, cortes, callos y otras heridas en los pies o piernas como arañazos, ampollas y picaduras de insectos.

"Pacientes con varices, edemas o con disminución linfática tienen una mayor predisposición de adquirir la enfermedad, una vez que en esas condiciones de circulación perjudica, hay una proliferación de bacterias".

Señales y síntomas:
La erisipela normalmente se manifiesta como una infección cualquiera en el organismo. El paciente siente escalofríos, dolor de cabeza, fiebre alta, malestar, dolor, náuseas y vómitos. También es común el paciente presente un aumento de los ganglios linfáticos. Suelen aparecer lesiones en la piel, de memoria rojiza, caliente y dolorosa, pudiendo presentar ampollas y ulceraciones.

Es mejor prevenir
El dicho popular "mejor prevenir que remediar" es muy apropiado cuando se habla de los cuidados con los pies. Mientras la prevención es hecha con correcta higiene diaria y visitas regulares al podólogo, el tratamiento de la erisipela es hecho con... reposo absoluto, con las piernas elevadas, para reducir la hinchazón, uso de antibióticos y hasta hospitalización, si necesario.

Los pacientes que ya sufrieron de erisipela son más susceptibles a nuevos episodios de la enfermedad. "Eso sucede porque queda una hinchazón que disminuye la inmunidad local. Se debe a que la infección destruye muchos vasos linfáticos, dificultando la absorción de este líquido, convirtiéndose en un óptimo medio para proliferación de las bacterias".

Aprenda a mantener los pies saludables:

# Mantenga los pies secos y limpios, principalmente entre los dedos.
# Use medias limpias todos los días, de preferencia las de algodón.
# Prefiera calzados confortables para evitar ampollas.
# Evite la exposición a situaciones que pueden llevar a traumatismos y cortes.
# No use el mismo par de zapatos por días seguidos. Eso ayuda a evitar micosis.
# Use antimicóticos cuando necesario, siempre recomendados por el podólogo
# Trate y prevenga fisuras, hidratando los pies diariamente.
# Evite el sobrepeso, pues perjudica la salud de los pies.
# Busque mantener las piernas deshinchadas, dejándolas elevadas por algunos momentos. Si es necesario, use medias elásticas o acuda a sesiones de fisioterapia.
# Visitas periódicas al podólogo son indicadas para el corte correcto y seguro de las uñas, limpieza y hidratación de los pies.

Comentarios