en Google en podologiaalicante.com

Análisis de la pisada humana
sábado, marzo 3, 2012, 12:40 PM


El pie es una estructura biológica que consta de 26 huesos, 33 articulaciones y más de 100 tendones, músculos y ligamentos. Es la parte de nuestro cuerpo que está en contacto con el suelo, siendo su función principal permitirnos la locomoción, y es ahí donde radica su importancia y la de tener una buena pisada, ya que si ésta no es buena puede ocasionarnos problemas creando lesiones musculares y articulares.
La importancia de la pisada es vital en todos los aspectos de nuestra vida, tanto a nivel de la vida cotidiana como la profesional, en el caso de los deportistas de elite.
La pisada o apoyo varía mucho de una persona a otra, porque no sólo se tiene en cuenta el tipo de apoyo del pie sobre el suelo, sino que también es importante ver el gesto que adquiere el cuerpo en dicho apoyo; ver si la punta de los dedos se va hacia afuera o hacia dentro; observar el comportamiento de las rodillas, rotula, espalda, etc.
En el pie hay diferentes huellas, siendo las más conocidas la huella cava o pie cavo y la huella plana o pie plano, aunque no por tener estos tipos de pie quiere decir que tengamos un problema, lo que sí es cierto es que, a nivel mecánico, nos pueden producir alguna lesión a largo plazo.
Dentro de este tipo de huellas o apoyos, la persona puede apoyar más la zona interna de su pie, se dice en este caso que es .....pronador; apoyar más la zona externa, supinador, o tener un apoyo normal del pie, neutro.
La valoración de la pisada es complicada y el podólogo no la estudia fijándose sólo en la forma del apoyo del pie, sino que analiza a la persona en su conjunto. Para ello, realiza un protocolo de exploración donde se valora de forma concienzuda el miembro inferior, haciendo un estudio de la marcha, a través del cual se ve caminar al paciente y se observa si dicha marcha es normal o no (patológica). También valora dismetrías, angulaciones articulares, patrones torsionales, hábitos posturales, etc. Todo ello para llegar al mejor diagnóstico posible.
Para este análisis de la pisada el podólogo cuenta con una serie de mecanismos de ayuda en los que se ha avanzado mucho. Ahora mismo se cuenta con mecanismos informatizados como es el banco de marcha, la plataforma de presiones, plantillas instrumentalizadas, etc. donde se registra el apoyo y se ofrece información detallada de la pisada que tiene la persona analizada. De esta forma, junto con una exploración exhaustiva, se puede valorar si existe algún tipo de problema en la pisada y poder ponerle una solución.
En el caso de existir un problema de pisada o de apoyo, el podólogo utiliza las ortesis plantares (plantillas). Éstas han ido mejorando a lo largo de los años tanto en la manera de fabricarlas como en los materiales que las componen. La realización de la plantillas se consigue a partir de dos técnicas que son la técnica en directo, a través de la cual se moldea la plantilla en el pie del propio paciente, o bien se trabaja con el molde del pie del paciente hecho normalmente de escayola. En cuanto a los materiales pueden ser de contención o corrección, como son la fibra de carbono, la resina, polipropileno, etc... o materiales de amortiguación como el EVA, poron, plastazote, etc. consiguiendo con este tipo de materiales solucionar problemas musculoesqueléticos y previniendo posibles lesiones futuras provocadas por un mal apoyo o pisada.
Hoy en día, es recomendable que todas las personas nos hiciéramos un estudio de la pisada, teniendo mayor importancia este estudio en dos grupos como son los niños y los deportistas, estos últimos, tanto a nivel profesional como amateur.
Niños y deportistas
En los niños es importante valorar la marcha en sus primeros años de vida, debido a que sus estructuras musculoesqueléticas son más flexibles, por ello cualquier problema del pie o que repercute en él, como por ejemplo un pie plano valgo, una rotación de cadera o de tibia u otros problemas que puedan derivar en una mala pisada, debemos tratarlos cuanto antes para obtener el mayor éxito posible en su tratamiento, que puede ser mediante plantillas, férulas o con la realización de una serie de ejercicios terapéuticos supervisados por el fisioterapeuta o médico rehabilitador.
En los deportistas es imprescindible tener una buena y efectiva pisada, al igual que un calzado adecuado, para evitar cualquier tipo de lesión, como pueden ser fracturas, esguinces, bursitis, etc. Hoy en día, casi todos los clubes deportivos profesionales cuentan con su propio podólogo que, a través de los mecanismos antes mencionados, ayudan a solucionar posibles problemas en la pisada y mejorar así su rendimiento.
No hay que dejar de lado a las personas ancianas y las personas diabéticas o con otro tipo de enfermedad que pueda repercutir en el pie, como puede ser la poliomelitis, una enfermedad vascular, etc. En las personas diabéticas es esencial una buena valoración del pie y, por su puesto, de la pisada ya que estos pacientes, debido a sus complicaciones vasculares y neuropáticas, tienen más riesgo de tener úlceras o heridas en el pie y una mala pisada puede ser fatal en su caso.
En todos estos casos hacer un buen estudio de la pisada pueden erradicar muchos de los problemas mecánicos y de apoyo que tiene la persona o que puede desarrollar en un futuro.
Tienes tu dinero totalmente disponible, sin gastos, ni comisiones.



Comentarios