en Google en podologiaalicante.com

DISFUNCION DEL TIBIAL POSTERIOR
jueves, enero 1, 2009, 03:30 AM

El Tibial posterior estabiliza el retropie contra la eversión (valgo). Es susceptible de peritendinitis y roturas, debidas a: sobreuso, secundario a anormalidades biomecánicas, traumatismo. Frecuentemente es debida a una anormalidad intrínseca del propio tendón.

Si la tendinitis se deja evolucionar hacia la cronicidad provoca en el tendón: degeneración, elongación, roturas intersticiales, debilidad y eventual rotura; esto puede provocar aumento del valgo del calcáneo flexión plantar del astrágalo y subluxación astrágalo-escafoidea, que a la larga evolución a a abducción y pronación del retropié

Anatomía del tibial posterior:
Está situado en la capa posterior profunda de la región posterior de la pierna..
Se inserta proximalmente en la línea oblicua y cara posterior de la tibia, cara interna del perone y ligamento interoseos. En la parte distal, mediante un tendón largo, en el tubérculo del escafoides.
Esta inervado por el nervio tibial posterior.
Acción: extensión, aducción y rotación del pie.

Factores etiológicos de la disfunción del tibial posterior :

Traumatismo Directo :
Laceración Iatrogenica
Inyección de esteroides
Estructural / Anatómica:
Os navicularis
Pie plano rígido
Pie plano flexible
Proliferación de osteofitos en el canal maleolar
Zona de tendón “hipovascular”
Surco maleolar poco profundo
Equino .
Procesos inflamatorios que causan tenosinovitis:
Artritis Reumatoides
Otras artritis seronegativas
Traumatismos indirectos:
Fractura de tobillo
Esguinces por eversión del tobillo
Avulsión aguda del escafoides
Luxación de tobillo
Otras:
Lesiones tumorales Primarias/ metastáticas
Sinovitis vellonodular pigmentada

Hay un área de hipovascularización que en la parte postrerodistal del maleolo medial. Este es aparentemente el sitio de mayor degeneración y ruptura. En esta localización el tendón discurre alrededor del maléolo medial y se mantiene en esta posición por el retináculo flexor. Consecuentemente hay una tarea de incremento de las fuerzas de compresión que favorecen la hipovascularidad. La pronación excesiva contribuye a estas fuerzas de compresión contra la superficie distal del maléolo medial. En resumen los incrementos de tensión alteran la vascularización del tendón y directamente influye en la resistencia del mismo.
Otras posibles causas:
Trauma específico.
Aumento de la carga del pie. Aumento de la actividad muscular. Obesidad sobre peso, sobre uso.
Artritis inflamatorias.
Enfermedades vasculares, enfermedades del colágeno, artritis reumatoide.
Causas traumáticas: fracturas maleolares que pueden provocar sección del tendón.
Clasificación de la disfunción del tibial posterior y presentación clínica.

Estadio 1: en este estadio hay pocos síntomas o ninguno. Generalmente hay subyacente un defecto biomecánico y que puede provocar síntomas mínimos.

Estadio 2: este es el estadio sintomático inicial. En este estadio hay una tendinitis del tibial posterior. Hay una discreta cojera.

Estadio 3: durante este estadio hay disfunción importante del tendón. Puede haber desgarro, debilitamiento o rotura parcial. Los pacientes, generalmente presentan el medio pie en pronación y el retropié ente abducción.

Estadio 4: este es el estadio final de la evolución de la lesión. Hay una progresión rápida de los síntomas mencionados anteriormente la movilidad está muy limitada.

También se puede clasificar en agudas su aguda y crónica.:
Aguda: de cero a dos semanas; la lesión puede estar sin diagnosticar. Típicamente hay edema y dolorimiento sobre la parte medial del tobillo. También hay dolor y debilidad muscular.

Subaguda: de dos semanas a seis meses; típicamente hay dolor y edema a lo largo del arco medial y en el curso del tibial posterior. Puede haber síntomas del síndrome del túnel tarsiano. Generalmente no hay dolor con la movilización de las articulaciones subastragalina y mediotarsiana. Hay anormalidades en la marcha: abducción del retropié, pérdida de la supinación, falta de propulsión.

Crónica: más de seis meses. Unilateral, pie plano rígido. En estadios avanzados puede trasladarse los problemas a la región lateral del seno del tarso como consecuencia de la progresión del calcáneo valgo que choca con el peroné provocando una periostitis, tendinitis peroneal o tendinitis subastragalina.
Este sistema de clasificación, cuando se usa en conjunción con el estadio patológico permite diferenciar clínicamente los estadios y proponer el mejor tratamiento.

Además hay cuatro tipos de patología que abarcan la tendinitis del tibial posterior. Estas incluyen:
• Avulsión del tendón de su inserción en la tuberosidad del escafoides,
• Rotura intra-sustancia del tendón.... Leer más...
( 1339 visualizaciones )   |  enlace permanente   |   ( 3 / 1034 )


<< <Anterior | 54 | 55 | 56 | 57 | 58 | 59 | 60 | 61 | 62 | 63 | Siguiente> >>


home

shoe sale, 2014 christian louboutin cheap louboutin, red bottom shoes sparkly high heels,prom shoes cheap christian louboutin,prom shoes high heels 2014